EEUU y Canadá preocupados con el cambio de patrón migratorio de ballenas

EEUU y Canadá preocupados con el cambio de patrón migratorio de ballenas

El Departamento de Pesca y Océanos de Canadá debió cerrar parte de la pesquería de cangrejo el país dos días antes de que terminara la temporada, esto, en atención a la muerte del especialista en rescate de ballenas Joe Howlett que aconteció el pasado 10 de julio. El rescatista de ballenas, Howlett murió mientras practicaba un rescate a una ballena franca del Atlántico Norte que se encuentra en peligro de extinción, quien quedó enredada en las líneas de pesca de cangrejo en la zona de captura de este crustáceo en Canadá. Esto, en virtud que se ha determinado un cambio en el patrón migratorio de ballenas ante el cual, los buques pesqueros deben recogerse a lo largo de esta zona.

Planteamiento de cambio en las pesquerías de las zonas

En virtud a lo anterior, el ministro canadiense de Pesca de Canadá, Dominic LeBlanc, dijo que su departamento puede considerar cambios en la pesquería que usa redes por los enredos de ballenas y las colisiones entre ballenas y barcos de pesca. Ante lo cual declara lo siguiente:

“Esa revisión será ardua y será completa porque no estamos preparados para tener una temporada el próximo año con este número de muertes de ballenas y este gran enredo… Si sabemos que las ballenas van a ubicarse en ciertas áreas, se debe impedir que las redes de arte de pesca se coloquen allí.”

Canadá y EEUU estudian el patrón migratorio de ballenas

El estudio canadiense sobre el patrón migratorio de ballenas, incluirá investigaciones sobre por qué las ballenas francas han estado cambiando sus patrones migratorios, un fenómeno potencialmente causado por el calentamiento de las aguas oceánicas generado por el cambio climático.

Según el Centro de Estudios Costeros de Canadá, tradicionalmente, las ballenas francas del Atlántico Norte pasan parte del invierno a lo largo de la costa del sur de los Estados Unidos y en el verano migran a la Bahía de Fundy a través del Golfo de Maine. Pero este año, las ballenas francas se han movido en gran número hacia el Golfo de San Lorenzo, donde hay una gran zona de pesca y una ruta de navegación marítima.

Chris Oliver, subdirector de la división de pesquerías de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), dijo que NOAA y sus agencias asociadas, continuarán respondiendo a otras amenazas de mamíferos marinos en peligro, pero que el rescate de grandes mamíferos no se llevará a cabo, puesto que, se debe considerar la seguridad de los rescatistas. Así lo indicó manifestando lo siguiente:

“Debido a que asegurar la seguridad de los socorristas es de suma importancia, NOAA Fisheries está suspendiendo todas las actividades de respuesta de enredos de grandes ballenas a nivel nacional hasta nuevo aviso, con el fin de revisar nuestros propios protocolos de respuesta de emergencia a la luz de este evento”.

De este modo, Canadá y Estados Unidos anunciaron la suspensión de los esfuerzos para liberar a las grandes ballenas atrapadas en artes de pesca hasta después de que terminen las revisiones de sus protocolos de respuesta de emergencia, como también se pide el mayor cuidado en la pesca en esta zona a causa de la movilización de las ballenas y otras especies marinas que puedan estar cambiando sus patrones migratorios.

(Visited 189 times, 1 visits today)