Cerrada la pesca de atún aleta amarilla para España en el índico

Cerrada la pesca de atún aleta amarilla para España en el índico

La asociación nacional de atuneros y congelados de España Anabac ha dicho que muestran su total indignación por la gestión del atún en el Océano Índico y señalaron que la decisión del Secretario General de Pesca de cerrar la pesca de atún aleta amarilla para la flota del país es injusta. Así que, Anabac instó al gobierno a modificar su decisión.

Lo anterior, en razón que para el día 5 de octubre, el secretario general de Pesca de España ordenó el cierre preventivo de la pesquería de aleta amarilla para la flota española, cierre que se efectuaría desde el 5 de noviembre hasta el final de este año 2017.

La decisión surgió como resultado de una reunión en Madrid, en la que representantes de la flota atunera española discutieron con las autoridades del país la situación actual y la regulación de la actividad de la flota atunera en todos los océanos.

Anabac muestra su molestia por tal decisión

Anabac, que representa a 28 barcos de pesca activos en los océanos Atlántico e Índico, dijo que el cierre preventivo de la pesquería es “injusto” para los miembros de Anabac, alegando que sus operadores respetaron las reglas mientras que otras compañías pesqueras no lo hicieron y sobre estas pesquerías no recae cierre alguno.

Anabac quiere protestar contra esta medida de cierre de la pesquería de atún aleta amarilla, que según sus representantes es arbitraria.

La gestión de la pesca de atún aleta amarilla española

En mayo de 2016, la Comisión del Atún del Océano Índico, en su Resolución 16-01, aprobó un plan de recuperación del atún aleta amarilla, fijando cuotas de pesca para la especie. Desde entonces, Anabac pidió a la administración española que adopte un “plan de gestión sostenible y una asignación adecuada de cuotas”,  tal y como exige el reglamento nacional del total admisible de capturas y cuotas N°127/2017 de la Unión Europea.

Ante esto, Anabac señaló que la secretaría general española de la pesca, no se ha impuesto para impedir la pesca incontrolada durante esta temporada de pesca de atún aleta amarilla en el Océano Índico.

Además, el método de pesca olímpico adoptado por el gobierno español resultó en “una gestión insostenible de esta pesquería y un daño económico irreparable” para los operadores de Anabac.

Por otra parte, la secretaría general de pesca ha estado comunicando semanalmente los datos de consumo de cada buque en relación con la cuota asignada por el acuerdo, confirmando a las administraciones la validez de las cuotas asignadas, lo que demuestra que Anabac ha actuado en la presunción y la confianza de que la propia administración podría hacer cumplir y respetar este acuerdo a través de los medios adecuados de control, de allí, la sorpresa del cierre de la pesca de atún en el Océano Indico.

Un cierre precipitado

Anabac, considera que el cierre preventivo es un cierre precipitado de la pesca de atún aleta amarilla, ya que el mismo se decretó sólo un día después de comunicar oficialmente el consumo del 82% del contingente, lo que es señal de una “absoluta irresponsabilidad por parte de la Secretaría General de Pesca”.

Anabac considera que esta decisión se debe revertir, pues los daños serían irreparables, por lo que los operadores de Anabac, instaron a la Secretaría General de Pesca a “hacer cumplir y respetar las cuotas asignadas y a levantar con urgencia el cierre preventivo de la pesquería de atún aleta amarilla.

Continuar con el cierre de toda la flota significaría “profundizar la discriminación hacia Anabac” y el “desempeño sesgado que la Secretaría General de Pesca ha mantenido, lo que causaría daños irreparables” que serán según Anabac, “reclamados por los canales pertinentes”.

(Visited 164 times, 1 visits today)