Sector atunero preocupado por posible veda corrida

Sector atunero preocupado por posible veda corrida

Ante la reunión que celebrará esta semana la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) el sector atunero de Ecuador se encuentra preocupado por la posible propuesta de la unificación de una sola veda de atún y por la división de la veda y número de capturas por flota. La propuesta que se comenta entre la industria y en los puertos pesqueros, es que este año la veda puede ser de 4 meses continuos y no de dos meses durante dos veces por año, si bien es el mismo tiempo, en la propuesta actual se plantea presentar de forma corrida.

El límite de cuotas de capturas presiona a estas decisiones

La preocupación de la Comisión Interamericana del Atún Tropical, se refiere al límite de capturas de atún el cual está llegando a nivel mundial a puntos críticos, sin embargo, una veda continua de cuatro meses preocupa al sector atunero quien ha mantenido por mucho tiempo atrás una veda en diferentes tiempos.

Puesto que, hasta el año 2016 la veda de atún se venía cumpliendo en dos períodos: del 28 de julio al 28 de septiembre y del 18 de noviembre al 18 de enero. Siendo respetada por toda la industria y bajo la vigilancia del Estado, aunque este período puede que sea modificado.

Por otra parte, en cuanto al límite de cuotas de capturas de atún aleta amarilla y patudo, la Comisión Interamericana del Atún Tropical analiza fijar nuevos límites, que también serán debatidos en la reunión que se celebrará en México, donde todas las partes que ejercen actividad pesquera en el Océano Pacífico Oriental se reunirán para discutir sobre estos temas que afecta a todo el sector regional.

El sector atunero de Ecuador manifiesta preferir la veda dividida

Parte de la industria pesquera atunera y armadores del sector consideran que es necesario que los representantes de la flota atunera del Ecuador y de otros países que efectúan su trabajo de pesca en el Océano Pacífico Oriental, defiendan la veda dividida.

Otros miembros de sector, indican que la veda única afecta a la cadena productiva del atún y afecta a la economía local de los trabajadores de la zona, ya que la veda continua representa cero ingresos para las personas que manejan las grúas, para los estibadores de la pesca, como también, para los transportistas, en especial para la economía del sector de Manta quienes deberán permanecer cuatro meses sin recibir ingresos por venta del atún y por el comercio de la pesca de esta especie.

Problemas con el mantenimiento de los buques

Así mismo, esta veda continua hará que los barcos y buques se deban llevar a mantenimiento a diques vecinos, ya que, en Ecuador solo se tienen dos puntos de mantenimiento grandes, que corresponden al de la Armada y el de Puerto Atún (este último actualmente no se encuentra funcionando), por lo tanto, las divisas y gastos derivados de esta actividad quedarán en otros países y no se conservarán esas divisas dentro de la nación.

Se espera que los representante y delegados que representan al sector en el Océano Pacífico Oriental defiendan con contundencia la veda dividida y no aprueben una única veda, ya que la flota pesquera de Manta y la pesca atunera industrializada de Ecuador que efectúan capturas entre 180 mil y 200 mil toneladas de atún por año, siendo una gran fuente de empleo al generar aproximadamente 23 mil trabajos que se verían afectados con una veda única.

Si bien, aún no se puede adelantar criterio alguno sobre la decisión que tome la CIAT, lo que sí se puede considerar es que la veda única de forma corrida no es nada sano, ni para la cadena de procesos que involucra el atún, ni para la industria pesquera atunera y así lo han dejado claro los representantes del sector.

(Visited 148 times, 1 visits today)